Los deportistas, expertos en publicidad

rafanadalLos deportistas profesionales son tendencia en el mundo publicitario. Las firmas y marcas conocidas y no tan conocidas se pelean por conseguir a los deportistas más famosos y mediáticos para que protagonicen sus anuncios publicitarios o representen su producto durante temporadas completas. De entre ellos, los futbolistas son el mayor reclamo.

Según un estudio realizado por una empresa alemana Media Analyzer, los deportistas profesionales más famosos son los personajes mediáticos que mayor efecto producen en el consumidor y el mercado de la publicidad. Según las estadísticas de citado estudio, el 53% de los entrevistados, un grupo medio de población con edades comprendidas entre la mayoría de edad y los 60 años, ha confesado que la imagen de un deportista haciendo publicidad sobre un producto les transmite credibilidad y confianza.

Lo más interesante es que los deportistas se sitúan así por encima de otros gremios importantes en el mundo del famoseo social, como por ejemplo los humoristas o presentadores, que se sitúan en el 48%; los cantantes, con 47%; los actores, con 43% y, curiosamente, los modelos, que obtienen la cifra más baja en cuando a credibilidad publicitaria.

Por otra parte, un hecho interesante y que explica la trayectoria de la relación deportista-publicidad, es la manera en que los deportistas eligen su representan un producto del mundo del deporte o algo que no tiene absolutamente nada que ver con su carrera profesional.

Según la empresa alemana a cargo del estudio, los deportistas que ya son muy conocidos por su carrera profesional en el deporte, y que por tanto poseen un nombre y una buena y reconocida reputación, no tienen por qué publicitar solo a firmas deportivas, sino que están plenamente cualificados para anunciar cualquier marca. Es el caso de David Beckham, que ha sido y es imagen para un sinfín de firmas de ropa de alta costura, o Rafael Nadal, que es reclamo de grandes y variopintas marcas publicitarias, desde un banco (Sabadell) hasta una marca de coches (Kia) o su actual contrato de 1,4 millones con el Ministerio de Agricultura para promocionar los alimentos españoles.

Ejemplo de ello también son el pívot español Marc Gasol, jugador de la NBA en los Memphis Grizzlies, quien ha protagonizado un anuncio televisivo sobre los seguros Caser. Andrés Iniesta, el centrocampista del Fútbol Club Barcelona, también protagonizaba hace apenas unas temporadas un divertido anuncio televisivo sobre un marca de helados (Kalise). También, el gran ciclista español, Miguel Indurain, que protagonizó una campaña televisiva contra el colesterol y anunciando un yogurt que lo reduce, el Danacol, años después de haber dejado el ciclismo profesional. O el tenista Fernando Verdasco, que dejó impactada a la audiencia con un anuncio sobre la caspa y el champú que la evita, el champú HS.

Muchos deportistas también han encontrado un buen negocio promocionando casas de apuestas o salas de póker online, sectores muy en auge en la actualidad y que como otras marcas buscan el reclamo de los más famosos.

En cambio, los deportistas jóvenes que apenas han desarrollado aún su carrera profesional, todavía está supeditado a campañas publicitarias relacionadas con el mundo deportivo, que le ayudan a reforzar su carrera en el deporte además de su fiabilidad o credibilidad.